Talonarios Autocopiativos

Los talonarios autocopiativos son un tipo de herramienta que nos facilitarán mucho la tarea.

Están diseñados para crear documentos rápidamente: por ejemplo, si quieres crear un escrito con muchas copias, tan solo lo tendrás que elaborar en uno de estos talonarios.

Se realizan gracias a la Impresión Digital y se utilizan papel autocopiativo, del que hablaremos más adelante.

Tenemos a su disposición todo tipo de Talonarios Copiativos, además puedes solicitar la impresión en el reverso. O también añadir impresiones adicionales.

En la Papelería Gràfiques Molero te ayudamos a diseñar el tipo de Talonario autocopiativo que se adapte a tus necesidades. Además lo imprimimos y te lo enviamos. Siempre con los precios más económicos.

Talonarios autocopiativos personalizados

Los talonarios autocopiativos personalizados se convierten en un interesante recurso para la empresa debido a sus estupendas ventajas:

  • Ayudan a ahorrar tiempo: el tiempo es oro, y todavía lo es más en cualquier empresa. Si no queremos perderlo en tareas banales, como estar copiando el mismo documento una y otra vez. La opción de fotocopiarlo puede no resultar rentable, siempre podemos elaborar cualquier documento en talonarios autocopiativos.
  • Crean imagen de marca: estos talonarios se pueden personalizar con los elementos distintivos de la marca logotipo o eslogan. Por lo que son perfectos para extender la imagen de la marca. Cualquier proveedor, cliente u otro sujeto tendrá un documento en el que aparecen estos elementos, ayudándole a recordarla.
  • Es un recurso económico: la personalización de los talonarios autocopiativos es bastante económica. Teniendo en cuenta lo que invertimos estrategias promocionales, estos talonarios nos pueden salir muy rentables.

Qué es el papel autocopiativo y para qué sirve

El papel autocopiativo es un tipo de papel especial que ha sido preparado con una serie de productos químicos. Cuando se escribe sobre el primero de ellos, cualquier contenido se calca en los siguientes papeles. En otras palabras:

Permiten que se traspase de forma automática todo lo que se escribe o se imprime.

Debido al considerable ahorro de tiempo que nos permite conseguir, se utilizan tanto en albaranes, contratos, facturas, entre otros tantos documentos. Muchos de ellos se usan en el día a día a nivel empresarial, aunque también se les puede dar un uso particular (por ejemplo, para registrar ciertos pagos).

talonarios_copiativo

Lo más habitual es que el papel principal venga en blanco. Los papeles sucesivos se presentarán en varios colores, dependiendo de las copias que se necesiten en cada caso.

El papel autocopiativo se identificar a través de las siguientes siglas:

  • CB o Coatedback: son las siglas en inglés que se refieren al documento original, al que irá en primer lugar y el que se tendrá que rellenar.
  • CFB o Coatedfront&Back: aquí se incluyen las copias intermedias que tendrán microcápsulas especiales que ayudan a copiar los trazos.
  • CF o Coatedfront: es la copia final. A partir de la misma no habrá ningún papel que se tenga que copiar.

Dependiendo del tipo de talonarios autocopiativos que se necesiten, es posible crear juegos que compongan CB + CFB + CF (por ejemplo, si se busca un tipo de talonario que permita crear duplicados, triplicados, cuadruplicados, etc.).

Como curiosidad, este tipo de papel fue el sustituto de la hoja de papel de carbón tradicional. A día de hoy, se le puede dar muchos usos.

Características de los talonarios y cómo funciona el papel calco

Ya hemos comentado que el papel calco supone la evolución del papel carbón. Lo cierto es que este tipo de papel puede muy práctico en la época, y es que podía copiar documentos con mucha facilidad… ¿El problema? Era muy sucio. En cualquier momento podías mancharte las manos, los documentos, la mesa. Por supuesto, esto no era bueno para la imagen de ninguna empresa. En los talonarios autocopiativos, así como en cualquier papel autocopiativo, la copia se produce debido a que se lleva a cabo una reacción química cuando se escribe o imprime sobre el documento. Lo más habitual es que lo productos que producen la reacción se apliquen en el reverso y en el anverso de un papel base. En cuando se escribe o imprime, aplicando algún tipo de tinta, se produce una reacción cromática.
talonarios_camarero_entrega

La CB (recordemos que era la primera capa) cuenta con unas microcápsulas compuestas por cromógenos (son incoloros y están disueltos, de forma que no se pueden ver). Cuando se aplica una determinada presión sobre las mismas, estas explotarán y los cromógenos serán liberados, llegando a la segunda capa (CF).

Esta segunda capa recibirá la impresión: para que esto ocurre, la capa se habrá diseñado con una sustancia reactiva que reacciona con el cromógeno, y así es como se creará la copia.

Pero la cosa cambia en el caso de que estemos hablando de juegos de formularios que integran más de una hoja. Las hojas intermedias serán CFB (Coated Front and Back), con el anverso y el reverso descubiertos.

Talonarios autocopiativos duplicados, triplicados y cuadriplicados

Existen muchos tipos de talonarios autocopiativos: para camareros, para notas de entrega, facturas, cheques, entradas, tipo albarán… aunque lo más habitual es que se clasifiquen en base al número de hojas que integren.

Como ya hemos visto, los talonarios autocopiativos duplicados son muy diferentes a los triplicados y cuadriplicados. La principal diferencia es que estos primeros incluyen una CF, mientras que los otros tendrán hojas de CFB según la cantidad que se busque.  

Tipos de talonarios autocopiativos

Además, también encontramos esta otra clasificación de talonarios autocopiativos.

Impresión reverso

Son aquellos tipos que nos permiten conseguir talonarios impresos por 2 caras.

La principal ventaja de esto es aprovechar al máximo el espacio disponible, detallando tanto condiciones, detalles, además de cualquier información de importancia. Incluso, en algunos tipos, hasta es posible añadir imágenes.

Taladro

El talonario taladro es el convencional, el que habitualmente nos encontramos en el mercado. Sin embargo, dependiendo de las necesidades de la empresa, lo podemos encontrar más o menos amplio, con diferentes particularidades.

En definitiva, los talonarios autocopiativos pueden ser el recurso por excelencia que necesitas para ahorrar tiempo y dinero en tu empresa. Pero lo más interesante es apostar por talonarios autocopiativos, ya que así tienes la posibilidad de agregar elementos distintivos de la entidad para hacerlos únicos, además de para lograr que tu cliente, proveedor u otra parte te pueda recordar.

Personaliza el talonario autocopiativo a tu antojo y benefíciate de las interesantes ventajas de este recurso.

Puede Interesar

Call Now Button